About SFN Grupo

Solo Frenos Del Norte. Frenos Frenos

Qué es mejor frenos de disco o de tambor

Ambos sistemas de frenos cumplen con la tarea de detener un automóvil. Sin embargo, cada uno tiene características que los hace diferentes

 

 

 

Foto: Brembo

Los frenos de disco y de tambor cumplen con la tarea de detener un auto, pero cada uno tiene características para cada tipo de coche.

 

La misión del sistema de frenos, cada vez que pisamos el pedal, es la de disminuir la velocidad del auto o detenerlo por completo; una gran responsabilidad si lo pensamos con detenimiento y que lo convierte en uno de los sistemas más importantes y que requiere de mayor atención en su mantenimiento.

En la actualidad existen dos tipos de frenos: de disco y de tambor, y en un coche pueden convivir ambos, ya sea de disco siempre en el eje delantero y de tambor para las ruedas traseras, o bien ser de disco en los dos ejes.

Si bien los dos trabajan bajo el mismo principio, la fricción entre dos componentes, cuyo origen se remonta a principios del siglo XX, cada uno tiene características propias que los diferencian de acuerdo con sus capacidades y tolerancias.

Foto: Audi

VAMOS POR PARTES

El principal enemigo al que los ingenieros que desarrollan sistemas de frenado deben enfrentarse es al calor que se produce debido a la fricción entre las partes fijas y móviles.

Dentro de ese rompecabezas, además deben encontrar la forma de disipar las altas temperaturas y combinar materiales que soporten tanto la fricción como el calor y que, por si fuera poco, no eleve los costos de producción, vaya labor.

Es aquí en donde los ingenieros echan a andar su maquinaria. “La principal diferencia entre un sistema de tambor y uno de disco es la capacidad que tienen de liberar calor y, aunque están mejor protegidos contra los agentes contaminantes exteriores, en el tema del calor, los de tambor llevan la de perder.

“Cuando el émbolo hidráulico se expande y empuja las balatas contra la pared del tambor, estas se aferran a dicha superficie y el auto se detiene, pero el calor de la fricción tarda en salir, pues queda atrapado precisamente entre la base o plato que sujeta todo el conjunto: émbolos, resortes, balatas, etcétera, y el tambor de acero.

“En consecuencia no hay buena refrigeración y podemos llegar más rápido a fatigar las balatas, sobrecalentar el líquido de frenos, e inclusive fracturar los tambores; además, no podemos ignorar el hecho de que el tiempo de frenado es mayor y, en consecuencia, también lo será la distancia de frenado”, nos explicó Juan González, ingeniero en sistemas automotrices, egresado del Instituto Politécnico Nacional.

Foto: Audi

Esa es una de las razones (la principal es el bajo costo de producción) por la cual los frenos de tambor se colocan en el eje trasero, ya que, al pisar el pedal, el peso se transfiere al frente, por lo que un sistema con discos en la parte delantera y tambores en la trasera permite un frenado eficiente para la mayoría de los vehículos.

“En los de disco en cambio, la refrigeración no es tanto problema porque tanto los cálipers como los discos están expuestos a que el aire que fluye cuando el coche está en movimiento les pegue y los enfríe”, agregó el ingeniero González.

Sin embargo, una de las ventajas de los tambores es que la superficie de frenado, es decir, el área que cubren las balatas contra la superficie es mucho mayor que en los discos, casi cubren toda la periferia del tambor; argumento que no aplica en los discos, pues el área de las pastillas está limitada al tamaño de los cálipers.

Foto: Especial

“Desde mi experiencia puedo concluir que ambos sistemas son fiables y eficientes. El de disco aventaja a los de tambor en cuanto a rendimiento y diseño; por su parte, los de tambor son los más robustos y económicos, de allí que se apliquen con mayor frecuencia en los autos de gran tamaño y peso.

“Considero más seguros los discos de freno ya que son ecualizados; es decir, que las cuatro ruedas frenarán del mismo modo y con la misma intensidad; en cambio los de tambor, conforme las balatas se desgastan, se deben ajustar para que el frenado sea igual que en las ruedas delanteras”, concluyó el ingeniero González.

SEÑALES QUE TU AUTO TE MANDA CUANDO NECESITAS CAMBIAR LOS FRENOS

Son una de las partes fundamentales de tu auto, “los frenos”, por lo mismo es importante mantenerlos en buenas condiciones para evitar alguna falla e incluso un accidente.  Para evitarlo te damos a continuación señas que te indican que debes revisarlos:

Ojo con estas señales que te indican que tus frenos necesitan un cambio

El sistema de frenos es vital en todo vehículo, pero inevitablemente se desgasta por el uso y las fricciones, y es necesario renovar a tiempo los diferentes componentes del sistema de frenado, antes de que las consecuencias sean demasiado graves. Lo mejor para no correr riesgos es estar atentos a los signos que tu auto te da.

⇒ Pedal

Si el pedal de freno de tu auto está muy blando o muy duro, ¡cuidado! hay problemas en el sistema de frenado. Un cambio en el tacto habitual de tu pedal de freno significa necesariamente que algo no va bien, o hay desgastes en las pastillas, o aire en el sistema… te recomendamos revisarlo.

⇒ Frenado brusco o tardío

Los cambios en la precisión de frenado de un vehículo también deben detectarse e interpretarse como señal de alarma, ya que es probable que tu sistema de freno esté dañado o desgastado.

⇒ Ruidos y temblores

Esta es una sensación fácil de detectar por cualquier conductor. El ruido, los tirones y un temblor injustificado al pisar el freno son acciones sumamente desagradables y provoca inseguridad al volante.

⇒ Pérdida en la dirección de frenado

Si al frenar tu auto la dirección no tiene línea recta, por el contrario  tiende a desviarse hacia uno u otro lado, es evidente que los frenos no están bien.

⇒ Bloqueo de ruedas

Si a pesar de que tu auto esté equipado con sistema ABS, alguna de las ruedas se bloquea al frenar o sientes una frenada desigual, descartando que algún neumático esté bajo de presión, lo más probable es que tengas que cambiar algún componente o varios del sistema de frenado.

La evolución tecnológica en los frenos

La evolución tecnológica en los frenos

 

 

Algo de historia

A través de los siglos la humanidad ha venido evolucionando en muchas áreas, una de ellas es el medio de trasporte el cual ha venido facilitando el traslado de un sitio a otro ahorrando tiempo y esfuerzo. Todo comenzó con los caballos y demás bestias, el tiempo de las carretas que dominaban los caminos de tierra polvorientos, y las inolvidables líneas de transporte de aquellas épocas conocidas como las “Diligencias” marcaron un hito en la historia, y además obligaron a más de uno a reinventar cada día diversos sistemas para contribuir con la seguridad de sus ocupantes.

Imagínese cuán difícil era frenar estas carretas, sobre todo las de carga, cuando bajaban por alguna colina. No había nada parecido a lo que conocemos hoy en día, y desde luego, el factor riesgo era totalmente latente desde que las personas abordaban estos vehículos de antaño. Pero el tiempo corrió, los hombres innovaron en lo que respecta a tecnología y llegamos a la conocida época de los motores a vapor, los cuales a través del tiempo fueron evolucionando y avanzando, encontrando mejorías muy positivas para todos nosotros, por lo que siempre quedaremos en deudas con aquellos buenos inventores.

La evolución tecnológica en los frenos

La historia mundial nos indica que luego vinieron los padres de la industria automotriz, los cuales de manera paralela construían autos y sistemas de seguridad para cada modelo; entre esos sistemas se encuentran los frenos, los cuales ya para el año 1902 eran de tambor, y fueron inventados por el inolvidable Luis Renault, los cuales, en sus primeros años, eran de zapatas dirigidas de manera mecánica, hasta que entrada la década de los años 30 se diseñó y se introdujo el novedoso sistema de frenos hidráulico.

La evolución trajo mejoras

Los pasajes históricos nos explican con hechos y momentos cruciales cómo y quienes se encargaron de aumentar la seguridad en los coches, mejorando cada detalle del importantísimo sistema de frenos. En la actualidad, los expertos aseguran que los sistemas de frenos hidráulicos no han cambiado mucho, pero han evolucionado, mejorando el sistema de frenos de tambor a frenos de disco y los sistemas ABS, ESP y AEB.

La evolución tecnológica en los frenos

Tecnología

En la industria automovilística actual hay tres tipos sistemas de avance Brake-by-wire, que ayudan al crecimiento de los sistemas de frenos en nuestros días modernos; cada uno de ellos cumplen con el objetivo, a pesar de sus diferencias, siendo los más eficaces aquellos que se construyen en nuestros días.

La evolución tecnológica en los frenos

Electrohidráulico

El primero de ellos es el sistema electrohidráulico, el cual utiliza sensores y actuadores para medir la presión ejercida por el conductor al pedal, usando aceite hidráulico y cilindros receptores. La presión ejercida puede ser mayor que un sistema de frenos hidráulicos tradicional, es decir, 2000 psi frente a 800 psi. Esta tecnología la usaron algunos coches de marcas reconocidas, como el Mercedes-Benz, en el sistema de frenado selectivo Sensotronic SBC.

La evolución tecnológica en los frenos

Sistema eléctrico

El segundo modelo a mencionar, es el sistema eléctrico que sustituye todo lo hidráulico y mecánico. Las unidades de control y electrónicos se han colocado con pinzas de freno en cada rueda, la información es enviada desde la unidad de control central a través de buses de comunicación; otros sensores adicionales en cada pinza incluyen la temperatura, la fuerza de la pinza y la posición del actuador. En la actualidad, y gracias a los avances tecnológicos, la reacción de del sistema es de 90 ms frente a los 300 ms de los frenos hidráulicos tradicionales, y esto funciona para el estudio e investigación de coches semiautónomos y autónomos.

La evolución tecnológica en los frenos

Brake-by-Were

El tercer sistema, es una combinación del primero y el segundo, con componentes electrohidráulico en el eje delantero, y eléctricos en el eje trasero. Este sistema se utiliza en vehículos con frenos delanteros grandes, porque los componentes eléctricos no se pueden fijar en las pinzas del freno delantero. Aunque existen muchos conductores que prefieren frenos tradicionales, estos mantienen en su poder coches clásicos de las décadas pasadas, precisamente para poder sentirse seguros, no obstante, jamás se debe hacer a un lado ningún tipo de avance tecnológico; recuerde, la evolución tecnológica siempre trae beneficios y ayuda a que nuestro vivir cotidiano sea mucho más placentero.

Para finalizar, podemos indicar que la tecnología “Brake-by-Were” tiene mucho potencial, porque al parecer se puede garantizar como la más segura en comparación a los sistemas de frenos tradicionales; pero aún hay mucho camino por recorrer y obstáculos que vencer en cuanto a seguridad se refiere, porque las normas de regulación internacionales son muy estrictas, pero a su vez buenas, el tiempo pasa y todo avanza a un futuro mejor.

Siete piezas del carro que no debe descuidar

Siete piezas del carro que no debe descuidar

Las firmas de venta de vehículos recomiendan hacer el mantenimiento en los talleres autorizados. Mecánicos particulares sostienen que lo más importante es que el auto sea revisado oportunamente: esto garantizará un correcto funcionamiento. Coinciden en algo que los propietarios de vehículos o conductores saben, pero en ocasiones se descuida: el cambio de aceite se hace cada 5.000 kilómetros, aunque hay productos que determinan 7.000 y hasta 10.000 kilómetros.

Pero no es lo único, Eduardo Vera, con 20 años de experiencia en mecánica automotriz, explica que hay piezas que deben cambiarse según el uso y kilometraje (ver infografía al final).

Antonio Delgado, dedicado al mantenimiento automotor, dice que además del cambio de aceite se deben reemplazar los filtros de aire acondicionado y de combustible cada 15.000 km y a los 30.000 hacer mantenimiento de frenos, zapata, líquido de frenos… Añade que rótulas y terminales se cambian de acuerdo con el rodaje del carro, cada 50.000 km.

En talleres de concesionarias, además de cambios de aceite se revisan frenos, mantenimiento de suspensión y motor, y otros. Hyundai, Chevrolet, Kia y todas las firmas de carros ofrecen servicio técnico no solo para vehículos nuevos, sino para todos los que busquen un funcionamiento óptimo en su automotor.

Esta es la razón por la que el sobrecalentamiento daña los frenos

Es normal que el sistema de frenos de nuestro coche se caliente cada vez que pisamos el freno para detenerlo, pues la fricción entre las balatas y los discos, o las balatas y los tambores, según la configuración del coche, producen calor.

Seguramente acabas de recordar a tu profesor de Física de la secundaria cuando te dijo que la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma ¿verdad?. Si quieres comprobarlo puedes frotar vigorosamente las palmas de tus manos, una contra la otra, para producir calor.

Balatas fracturadas por el exceso de calor. Foto: Dacomsa.

Sin embargo, todo tiene un límite. Cuando dicha temperatura excede los parámetros normales de funcionamiento porque estamos abusando del uso de los frenos, por ejemplo, en un descenso pronunciado en carretera, y principalmente cuando no frenamos con motor para reducir la velocidad, entonces las balatas se cristalizan.

Esto significa que la resina de algunos materiales que integran el compuesto de la balata (materiales cerámicos, cobre, grafito, entro otros) se conviertan en líquido y salgan a la superficie a consecuencia de las altas temperaturas, formando una capa brillante y ultra dura que evita que el rozamiento entre esta pieza y el disco o tambor sea deficiente, a tal grado que la capacidad de frenado se pierda momentáneamente o en su totalidad en tanto los frenos no se enfríen; la cristalización de las balatas es una de evidencia de que los frenos fueron abusados y por lo tanto sobrecalentados.

Balata cristalizada a consecuencia de las altas temperaturas. Foto: Dacomsa.

EVITALO

Ahora que sabemos que la las altas temperaturas por el uso excesivo es la causa de que los frenos se cristalicen y pierdan su capacidad de frenado, la consecuencia es que aprendamos a utilizarlos correctamente y no manejar a exceso de velocidad.

Si tu coche es manual y has anticipado algún escenario que te obligue a reducir la velocidad o detenerte por completo, (la luz roja de un semáforo, una curva cerrada, o un descenso pronunciado en carretera) debes ayudarte con el motor.

Ante cualquier anomalía en el funcionamiento de los frenos, acude con un especialista para solucionar el problema. Foto: Pablo Monroy.

Primero debes levantar el piel del acelerador y conforme el coche pierda velocidad ir reduciendo de marchas en la caja: de quinta a cuarta, de cuarta a tercera, etcétera, siempre en un intervalo de revoluciones que no pongan en riesgo el motor (máximo a las 4,500 y mínimo a las 2,000 rpm) para que al momento de hacer alto total baste con presionar ligeramente el pedal del freno.

En un coche de transmisión automática o CVT, si cuenta con modo manual, debes activarlo e ir reduciendo de marchas como si se tratara de una manual, ya sea con la palanca al piso o a través de las paletas al volante.

Por qué deberías utilizar más el freno motor en tu coche: ¿es peligroso para el motor? ¿cuáles son sus ventajas?

¿Qué es el freno motor?

El freno motor no es un componente de nuestro coche, aunque su nombre tal vez pudiera llevar a equívocos, sino una técnica de conducción. Esta técnica se basa en recurrir a marchas cortas, para conseguir que nuestro coche decelere por la retención que genera el motor, en movimiento, y la transmisión, y las propias pérdidas por arrastre que transforman el movimiento de nuestro coche, en calor.

Como decíamos, la técnica del freno motor es imprescindible en la conducción de un automóvil. Y sus ventajas lo suficientemente importantes para que lo apliquemos en nuestra conducción.

El freno motor no es un componente de nuestros automóviles, sino una técnica de conducción que debería estar entre los hábitos de un buen conductor

La mayor ventaja del freno motor reside en prescindir de los frenos en situaciones como el descenso por una carretera de montaña. La retención que genera el motor puede ser más que suficiente para no tener que aplicar los frenos, o para que su aplicación sea más moderada. En esta situación típica, la del descenso de una pendiente, al soltar el acelerador además no estaríamos consumiendo combustible, porque los coches modernos no inyectan combustible en el motor cuando no aplicamos el acelerador. Pero la gran ventaja, sin duda, estaría en alargar la vida útil de los frenos, y evitar que estos se sobrecalienten e incluso puedan ver mermado su rendimiento. Esto último era especialmente importante en los coches de antaño, y lo sigue siendo en vehículos de gran tonelaje.

Aunque a priori podamos pensar que es peligroso para nuestro coche forzar, de alguna forma, al motor y la transmisión para que soporten esa reducción de la velocidad, la realidad no es otra que el hecho de que el motor está diseñado para aliviar la temperatura que se genera en él, mediante los sistemas de refrigeración del motor, y esta práctica no supondrá un esfuerzo considerable superior al que ya se ve sometido un motor en condiciones normales.

Con lo cual, la práctica de la técnica del freno motor no solo es recomendable, sino que debería ser un hábito de todo buen conductor, junto con el buen uso de la marcha más adecuada para cada situación en un coche manual.

Consejos sobre el mantenimiento del automóvil: el sistema de frenado

El sistema de frenado es un elemento para su seguridad. Debe responder de forma instantánea y precisa cuando sea requerido.

El principio del sistema de frenado

Cuando se apoya sobre el pedal de freno, el cilindro maestro transforma esta energía en presión hidráulica que se difunde a través del líquido de frenos hasta las 4 ruedas. Para las ruedas equipadas con frenos de disco La presión provoca la acción del estribo hidráulico que oprime las pastillas de freno sobre el disco.

¿Por qué se desgastan los componentes del sistema de frenado?

1. Pastillas de freno

• Las fricciones ligadas al frenado provocan emisiones muy importantes de calor. Una serie repetida de frenazos puede aumentar la temperatura hasta los 800 °C.

• El material de las pastillas es más blando que el de los discos, por lo que se desgasta con mayor rapidez. Unas pastillas desgastadas pueden dañar el disco de freno, y en caso de realizar un frenazo brusco, se podría llegar a perder el control del vehículo.

2. Discos de freno

¡Se emplean a fondo con cada frenada! De su estado depende la máxima eficacia de las pastillas, que pueden torcerse, agrietarse u oxidarse.

El mantenimiento

Es necesario revisar periódicamente el estado de las pastillas de freno (cada 10.000 km más o menos). Cámbielas en cuanto se constate que el grosor del material alcance los 2 mm. Es fundamental sustituir siempre los 2 juegos de pastillas de un mismo eje simultáneamente para evitar una frenada asimétrica.

Los discos deben ser revisados con cada cambio de pastillas de freno con el fin de verificar que su grosor respeta el mínimo establecido por el fabricante.

Qué hacer si se queda sin frenos

Para ser un conductor eficiente es necesario cumplir con normas importantes. Un buen conductor no es solo el que respeta las leyes de tránsito y el derecho de los peatones a circular, también es aquel que cumple con el mantenimiento preventivo de su vehículo y lo mantiene al día, para evitar cualquier situación que ponga en riesgo su vida, las de sus ocupantes, y la de todas las personas que transitan a diario por las autopistas, calles y avenidas de nuestra ciudad; si somos riguroso con el mantenimiento de nuestro coche y resolvemos cualquier desperfecto en el menor tiempo posible escaparemos a cualquier episodio que culmine en una tragedia.

Pero las cosas, por muy ingeniosas que sean no son perfectas, y a veces tienden a fallar, y no se debe a descuidos de nuestra parte; muchas personas se limitan decir que, “cuando algo va a suceder, simplemente sucede”. Es así como ocurren muchos de los accidentes, a veces tratamos de encontrarle la razón y por más que investigamos, no llegamos ni al origen ni a las causas. Existen muchas razones para mantener al día las partes que son consideradas de mayor desgaste en nuestro coche, como por ejemplo, nuestros frenos.

 

Qué hacer si se queda sin frenos

 

Imagínese que usted conduce por una pendiente y de repente, al colocar su pie en el pedal del freno, este se va hasta el fondo y no reduce la velocidad. En esta escena tan aterradora, lo primero que muchos hacen, impulsados por los nervios o el miedo, es perder la cordura y descontrolarse. Esa siempre será la primera causa de que la mayoría de los conductores que se quedan sin frenos terminen estrellando sus coches contra un muro, un árbol, una pared u otro vehículo; en el peor de los escenarios, muchos conductores y sus acompañantes terminan perdiendo su vida.

Le ocurre a cualquiera

Para reducir al máximo los daños es necesario recordar algunos pasos que nos ayudarán a sortear este tipo de eventualidades de la mejor manera. Lo primero que debemos saber es que cualquiera de nosotros pudiera quedarse sin frenos, sin importar que nuestro coche este al 100% en cuanto a su mantenimiento. A nivel general se ha comprobado que, en la mayoría de los casos, quedarse sin frenos se debe a fugas en el sistema; un ducto roto, una fuga en la bomba de los frenos, un cilindro con defectos o problemas en las pinzas, e inclusive, problemas en los tambores serían las causas a investigar luego de este incidente.

 

No apagar el motor y desacelerar

Pero más allá de las razones, la primera recomendación a tener en cuenta es no apagar el motor. Recuerde, cuando nuestro motor está encendido todas las funciones del coche están en uso, incluidos los sistemas de seguridad. Apagar el motor significa que todas las funciones dejen de trabajar, y en consecuencia, nos encontraríamos indefensos, por así decirlo, ante cualquier eventualidad o impacto. Por ello, con el motor encendido, quite el pie del acelerador, y no le transmita más potencia al propulsor. Hay algunos motores que, como sistema de seguridad, cuando se quita el pie del acelerador van disminuyendo la velocidad paulatinamente.

Qué hacer si se queda sin frenos

Comience a bombear el pedal de freno

Es otra de las técnicas que han traído muy buenos resultados. A veces cuando bombeamos el pedal logramos la presión suficiente para activar el sistema, y en consecuencia detenemos el coche. Hay que saber que este proceso requiere constancia y algo de paciencia, y en estas circunstancias entendemos que es realmente complicado. Sin embargo, es totalmente válido y se ha comprobado que llevar esta técnica a la práctica ha salvado muchas vidas. Inténtelo, sin importar que su coche cuente con ABS, recuerde que este sistema se activa cuando frenamos muy fuerte.

Qué hacer si se queda sin frenos

Trabaje con la palanca de cambios

Una técnica infalible y talvez el mejor amigo cuando nos quedamos sin frenos es nuestra palanca de cambios. No importa si nuestra caja de cambios es automática o manual, reducir la velocidad significa ir reduciendo los cambios o las marchas en la caja. Lo ideal es hacerlo de manera ordenada, por ejemplo, si su caja es manual y marcha en quinta velocidad bájela a cuarta, luego, cuando sienta que el coche va reduciendo, cámbiela a tercera, y así con cada una de las marchas hasta llegar a primera. Este proceso también lo puede realizar con un coche automático, llevando a cabo los mismos pasos. Evite pasar de quinta a primera de golpe, ya que el cambio puede ser tan brusco que puede dañar la caja, y esa sensación le pondría más nervioso y pudiese ocasionar que pierda el control del vehículo.

Qué hacer si se queda sin frenos

Use su freno de mano

Es otra manera de detener el coche efectivamente. Usarlo en estas situaciones es realmente sencillo, pero recuerde, el freno de mano solo frena las ruedas trasera. Lo ideal es trabajar con el botoncito que tiene la palanca del freno de mano, con el que lo activamos. Presione el botón y tire suavemente de la palanca; no tire de manera brusca porque hará que las ruedas traseras se bloqueen y posiblemente pierda el control. Si usa el freno de mano, luego de quitar el pie del acelerador con seguridad conseguirá muy buenos resultados, y detendrá su coche.

Qué hacer si se queda sin frenos

Mantenga la vista al frente, avise a los demás

Es importante la concentración, recordemos que no estamos solos en la vía. Avise con las luces, con la bocina, trate de esquivar otros coches, obstáculos y peatones. Avise a los demás que tiene problemas.

Zigzag y cosas en la via para reducir o detenerse

Zigzaguear es otra buena técnica, pero ojo, no lo intente si mantiene una velocidad muy alta. Hágalo si siente que su velocidad ha reducido, pero cerciórese de que no tiene coches a los costados. Por otro lado, si su velocidad se redujo, puede usar cualquier objeto en la vía para terminar de detenerse, como las barreras o guardarrail, usar una pendiente en subida, conducir a través de la grava o la tierra, o sobre matorrales o pequeños árboles. A veces, impactar contra coches que van adelante nos detendría, pero ese impacto debe hacerse casi que a la misma velocidad, avisar mediante las luces o bocina al conductor de adelante, y tratar de que el impacto sea cuadrado o frontal, y no por los costados, ya que perderíamos el control de ambos coches.

Si todas las opciones fallan

Entonces planifica una parada brusca que puede ser en el césped, en la grava, en la arena o hasta en un árbol. Si saltas la acera sujeta firmemente el volante y trata de no perder el control del coche hasta el impacto.

Qué hacer si se queda sin frenos

Definitivamente todas las técnicas son importantes en momentos de angustia, sin embargo, nunca olvide revisar todo su sistema de frenos de manera continua. Aunque los imprevistos nos alcanzan a todos, siempre habrá manera de reducirlos.

CAMBIO DE PASTILLAS + LÍQUIDO DE FRENOS

La razón es que el líquido está expuesto a altas temperaturas que se transmiten desde los discos y pastillas a través de los pistones en las mordazas.

El líquido tiene una formulación que evita que hierva, como sucedería con el agua que lo hace a 100 grados centígrados a nivel del mar, y el sistema estaría lleno de burbujas que no permiten transmitir ni la presión ni el movimiento necesario a las pastillas.

Bosch lanza en Colombia su liquido de frenos mas avanzado: DOT 5.1

BOSCH LANZA EN COLOMBIA SU LIQUIDO DE FRENOS MAS AVANZADO: DOT 5.1

Como es higroscópico, el líquido va absorbiendo la humedad del medio ambiente (que es agua) y eso poco a poco baja sus propiedades y se contamina con los residuos de las chupas que controlan la estanqueidad del sistema.

¿Pero cuándo hay que hacer ese cambio científicamente y no por tiempo, por intuición o por esta recomendación? Casualmente, pensando este tema recibimos de Bosch la noticia de la llegada de una herramienta llamada BFT100, que “realiza mediciones para determinar el estado de este fluido, ejecuta pruebas bajo el principio de ebullición calentando el líquido de frenos hasta su punto de cambio de fase a vaporización (líquido a gaseoso). Luego, entonces, muestra la temperatura de ebullición del fluido, con lo cual se obtiene su estado”, según pruebas realizadas por Cesvi Colombia.

Sistema de frenos

SISTEMA DE FRENOS

Agrega el boletín: la “temperatura de ebullición, es decir, la temperatura a la cual el líquido de frenos comienza a hervir o vaporizar dentro del sistema, alcanzará un nivel de volumen de agua del 3,7 por ciento después de aproximadamente 2 años de servicio, por lo que es aconsejable renovar el líquido de frenoscada año.

Lea también: ¿por qué se calientan los frenos?

La herramienta simula las condiciones de trabajo, pues para el análisis se sumerge en el recipiente un sensor que se calienta y en una pantalla muestra los grados a los cuales hierve en menos de 30 segundos.

Por apariencia, tacto u olor nunca se puede calibrar la idoneidad de un líquido instalado en el carro o aún nuevo, si no es de una marca conocida y que tenga una especificación mínima DOT4.

El líquido para los frenos NUNCA debe disminuir

EL LÍQUIDO PARA LOS FRENOS NUNCA DEBE DISMINUIR

Por consiguiente, si usted asiste a un servicio de frenos para sus mantenimientos y si tienen esta herramienta o alguna equivalente –que no conocemos–, será una buena señal de su idoneidad y profesionalismo.

Y ojalá, como sugiere el estudio de Cesvi, este sea un paso también implementado en la revisión técnico-mecánica obligatoria, al menos como una sugerencia de seguridad para los conductores, si los CDA lo agregan ‘motu proprio’ en sus exámenes.

Fuente: http://www.motor.com.co/actualidad/industria/debe-cambiar-liquido-frenos-cambian-pastillas/29088

Todo lo que debes saber para mantener el sistema de freno en óptimo estado

Sistema de frenado en coche

Los frenos son uno de los elementos de seguridad más importantes del automóvil y, probablemente, son los que están sometidos a un mayor desgaste. Se calcula que el 25% de los coches que no pasan la ITV es por fallos o anomalías en el sistema de frenado. Por lo tanto, realizar tareas de mantenimiento básicas es imprescindible si pretendemos manejar en forma segura. Revisar los distintos componentes del sistema de frenos y reemplazar los discos de freno cuando es necesario, son tareas que los conductores no deben olvidar.

Más allá de esto, hay varios consejos que puedes adoptar si deseas mantener los frenos de tu coche en excelente estado. Veamos los más importantes:

Observa cómo conduces

Conduciendo coche

La manera en que conduces determina en mayor o menor grado qué componentes de tu vehículo están más expuestos a mayor desgaste. Aquellos conductores que someten a su coche a mayor fuerza de frenado (por conducirlo en plena carga o en un terreno montañoso por ejemplo), son los que más exponen los discos y pastillas de freno. El manejo brusco y las frenadas constantes también lo afectan.

No abuses de los frenos

Coche frenando

Evita pisar el freno cada vez que necesites disminuir la velocidad del coche. Recuerda que también puedes hacerlo con la caja de cambios, en especial en descensos prolongados. Aprende a utilizar el cambio de marcha más adecuado para la velocidad a la que deseas manejar el coche. Así evitarás sobrecalentar el sistema de frenos y darle más tiempo de vida a tus frenos.

Conoce las señales de tu automóvil

Aprende a interpretar los sistemas de aviso de desgaste de los frenos de tu vehículo. La mayoría de los coches modernos los tienen y permiten detectar fallos o anomalías en los discos o pastillas de freno con suficiente antelación.

Lee también el manual de uso de tu coche con detenimiento. Probablemente te indique después de cuánto kilometraje es recomendable reemplazar la pastilla o los discos de freno.

¿Vibraciones al frenar?

Si notas vibraciones al frenar, cerciórate de que los discos de freno y las pastillas estén en buen estado. Las vibraciones no son comunes y pueden indicar que algún componente no funciona como corresponde.

¿Haces fuerza al frenar? ¿O se te hunde el pie al pisar el freno?

Pedal freno coche

Si necesitas hacer mucha fuerza al pisar el freno, es probable que los discos de freno o las pastillas estén dañados. Lleva tu vehículo al mecánico y pídele al profesional que revise tus frenos. ¡No querrás sufrir un accidente!

Si, por el contrario, apenas pisas el pedal de freno, sientes que el pie se te hunde demasiado, esto puede indicar la existencia de una fuga en el circuito de frenos o que las pastillas de freno ya están gastadas. Una consulta con el mecánico es más que recomendable.

Comprueba la homologación

Discos de freno coche

Es importante asegurarte de que las pastillas de freno de tu coche están homologadas. Las cajas de las pastillas de freno y cada una de ellas deben estar marcadas con el número de homologación ECE R-90, que asegura que las pastillas cumplen con las normativas establecidas de seguridad.

Sigue estas recomendaciones y podrás cuidar correctamente del sistema de frenado de tu coche.

Fuente: https://frenomotor.com/consejos/como-mantener-sistema-frenos